SOY “POLÍTICAMENTE INCORRECTA”

Yo soy lo que se podría denominar “políticamente incorrecta”: es parte de mi personalidad, aunque muchas veces suavizo mi tono por respeto o para no herir sensibilidades.

Me considero una persona bastante Asertiva, es decir, conozco y defiendo mis derechos intentando no hacer daño a lxs demás. Y esto lo he ido aprendiendo con los años. Por otra parte no soy perfecta (menos mal) y no se puede ser asertivo el 100% del tiempo.

¿A qué viene todo esto? A que hoy estoy muy molesta, mejor dicho, CABREADA, por ciertas cosas que estoy viendo y viviendo últimamente.

Ahora te voy a hacer un breve resumen de mi vida por una razón: no voy a permitir que mi existencia esté centrada/focalizada en lo negativo, ni que me hagan sentir ni víctima, ni oprimida, o que tengo X privilegios o no, ni que soy menos que nadie por A, B o C, etc, aunque más de unx consideraría que tengo motivos sobrados para todo ello.

Pero resulta que hace casi 30 años (tengo 48) comencé a pedir/buscar ayuda, a decir “NO” cuando lo considero necesario, a respetarme y amarme a mí misma…Y decidí que NO ME DABA LA GANA PERMITIR NADA DE ESO, y aquí estoy: UNA MUJER MARAVILLOSA Y FELIZ, PORQUE YO LO HE DECIDIDO Y ME LO HE CURRADO.

Fui una niña triste y “rara”. Sufrí abusos sexuales por primera vez a los 6 años. En casa había violencia doméstica, mis padres no se llevaban bien y mi madre fue educada para ser rígida, así que nos pegaba para castigarnos. Mi padre nos abandonó cuando tenía 7 años pero antes de aquello intenté suicidarme, tirándome por una ventana, tras una violenta discusión entre mis padres.

Entonces nos fuimos a vivir con la madre de mi padre, que resultó ser mi torturadora física, pero sobre todo psicológica. Me enseñó, entre otras cosas, a ser bulímica (aunque al principio no me provocaba el vómito, sólo comía compulsivamente) por lo que empecé a ser “la gorda” también, con los consiguientes insultos, bulling, problemas graves de autoestima.

Además de todas las animaladas que me hizo esta “señora”, hizo que otras personas abusaran sexualmente de mí.

Sobre los 7 años ya fui consciente de que era bisexual. Lo viví con mucha culpa y mal rollo porque, entre otras cosas asistía a un colegio de monjas privado de chicas. Salí del armario a los 33.

A los 18 años me quedé embarazada de un sinvergüenza, y tuve a mi hijo en solitario. Y mi madre dejó de hablarme.

Con 20 años me independicé, terminé mi primera carrera universitaria mientras trabajaba de profesora y vivía sola con mi pequeño.

A los 26 me enamoré de otro sinvergüenza y como resultado me quedé sola con el embarazo de mi segundo hijo, aunque había sido buscado.

Al poco me quedé sin trabajo, estudiando mi segunda carrera y nuestra situación económica acabó siendo tan precaria que acabé recibiendo el Salario Mínimo de Inserción, alimentos de la Cruz Roja y otras ayudas porque estábamos por debajo del umbral de pobreza y en exclusión social.

Todo esto está muy resumido y, pasados los años, mucho esfuerzo personal y con ayudas sociales por las que hice cola en todas partes, decidí que todo ese trabajo y sufrimiento tenían que servir para algo bueno, que podría tener un gran valor para personas que se encontraran en situaciones límite de todo tipo, y escribí el libro que espero publicar dentro de no mucho. Y tengo intención de promoverlo y usarlo en mi profesión de Sex Coach.

Como puedes ver se me podrían atribuir muchas etiquetas: mujer, bisexual, poliamor, víctima de todo tipo de abusos, gorda, enferma mental, marginada, marginal, madre soltera de tres hijxs de tres padres diferentes, etc…Y que tengo el privilegio de ser blanca, de tener educación y atención sanitaria… El de ser blanca no lo puedo evitar porque es algo genético, pero tooooodos los demás privilegios que tengo ME LOS HE GANADO A PULSO, Y ME SIENTO MUY ORGULLOSA DE MÍ MISMA. Pero yo tomo mis etiquetas y les doy la vuelta para positivizarlas, con mi actitud y mi forma de vida.

Y si no te gusta, lo siento, pero yo te respeto a ti con tus peculiaridades, así que respeta las mías, que mi precio personal me cuesta.

Por eso me JODE enormemente que haya discursos activistas (o no) que juegan con la autoestima de las personas: les hacen centrarse en lo negativo de sus vivencias/situaciones, en lo oprimidxs que están, en que la CULPA ES DE LXS DEMÁS, DE LOS QUE TIENEN PRIVILEGIOS de los que “ellxs carecen”, AL SISTEMA, y que, además pueden esconderse tras todo esto para no tomar las riendas de su vida, para no tomar acción y generar el cambio.

Soy perfectamente CONSCIENTE de que NO todo el mundo tenemos los mismos recursos ni personales, ni sociales, etc, que hay mucha mierda en el “Sistema” (que está formado por todxs nosotrxs) y que estar en situaciones límite DA MIEDO; MUCHO MIEDO, y lo sé porque lo he vivido en primera persona. Pero lo que no me parece aceptable es que se facilite el camino de la pasividad o agresividad, como modo de enfrentar la vida y los problemas porque sea “políticamente correcto” dentro de algunos sectores.

Si estás mal por cualquier motivo PIDE AYUDA, bien de forma oral, escrita o la que puedas, porque puede que no te ayuden de la forma que más te guste, te sea cómodo o esperabas. Si quieres pídeme ayuda a mí: estoy dedicando mi vida a ello…

Pero NO DEJES QUE NADIE TE HAGA SENTIR VÍCTIMA, OPRIMIDX, que la culpa de todo lo que te pasa es de lxs demás, porque 1º TÚ VALES MUCHÍSIMO POR SER TÚ, por ser un ser humano, porque eres una PERSONA, te digan o no lo contrario, y 2º porque esa actitud victimista, negativa y limitante/castrante de la vida solamente lleva a la desesperación, la frustración, la marginación y a que seas más FÁCILMENTE MANIPULABLE. Te animo a ser Asertivx.

Y pienso seguir siendo “políticamente incorrecta” de un modo asertivo, pese a quién le pese, que ¡YA ESTOY HARTA!

¡¡¡QUIÉRETE!!! Y si no sabes, te ayudo. Eso sí, vivir mi vida/ tu vida consciente y asertivamente me supone, te supondrá un esfuerzo 😀

Escrito por SUE MAGENTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *